Compañeros de viaje

Podría hablar de muchos compañeros, de muchos caminantes, de cosas y personas que van y vienen. A veces, me despierto con esa extraña sensación de fugacidad. Parece que todas las cosas nos llegan con una fecha de caducidad. Sin embargo, este sentimiento desaparece cuando hablamos de música y, en mi caso, del oboe. Nunca he sentido tanta paz como cuando lo escucho o cuando soy yo misma quien intenta interpretar las distintas melodías… Continúa leyendo Compañeros de viaje