El olor picante de las cebollas

Mi lengua ascendiendo por tu espalda hasta detenerse en la axila. A veces me asalta la infancia: el olor de aquellos orinales de líquido marrón los domingos. Nuestra habitación después de horas de encierro. Otra vez mi infancia llena de barro y charcos congelados. Otra vez tú que me has devuelto el olor a caracoles, a campo mojado con esparragueras y a cabañas en las … Continúa leyendo El olor picante de las cebollas