Robo de conversaciones

Soy un ladrón. Lo mío son las palabras. Robo conversaciones. Las voy guardando en sacos que apilo en el trastero. Creo que tengo más de un centenar. Un centenar de sacos, claro. Pronto no sabré dónde continuar almacenándolos pero no puedo evitarlo. Soy el cleptómano de las palabras. No puedo entrar en la panadería, ni en ninguna peluquería… ¡Ay de mí, cuando entro en un … Continúa leyendo Robo de conversaciones