Niñas sin rostro

Ellas no cometieron el pecado pero las obligaron a asumirlo. Ellas no quieren hacerlo pero sus papás son los que mandan. Y las mandan con extraños. Cada noche se borran miles de sonrisas, los labios se caen a pedazos entre pucheros y vaivén de colchones. Cada vez se borran más miradas, perdidas en algún techo vacío, ventanas con cristales sucios, espejos rotos… sin rostro. Ellos … Continúa leyendo Niñas sin rostro