La conjura del harén

A lo lejos, mientras en la inundada llanura tebana los dos gigantes petrificados cantaban con la salida del sol, las últimas piedras que bloqueaban la entrada del angosto pozo se precipitaron hacia la oscuridad empujadas por las sucias y desconchadas manos de los obreros. Luego de una tensa espera, entretanto el polvo removido se asentaba y la tenuemente sonrosada luz del crepúsculo iluminaba la obertura … Continúa leyendo La conjura del harén