Viscosidad aparente

Sobre un poema de Rubén Darío

Sentada en el fondo de un lago.

Ha perdido la sombra,

no los deseos de ser, de perder.

Está sola con sus imágenes.

Vestida de rojo, no mira.

¿Quién ha llegado a este lugar

al que siempre nadie llega?

El señor de las muertes de rojo.

El enmascarado por su cara sin rostro.

El que llegó en su busca la lleva sin él.

Vestida de negro, ella mira.

La que no supo morirse de amor y por eso nada aprendió.

Ella está triste porque no está.

Alejandra Pizarnik: En esta noche en este mundo

Poesía completa, (Lumen, 2018).

Una hoja se desprende de su rama y vuela tímida una veintena de metros arrobada por su futuro incierto. Un cabello ha escapado de su  manada y recorre ansioso el viento, devorando calles y nubes, salvaje e indómito, inalcanzable. El polvo rojo del Sáhara atravesando miles de kilómetros  de océano Atlántico para prosperar verde y abundante en el Amazonas. Mientras, yo sigo sentada en el fondo de un lago removiendo el fango negro con un palo, preguntándome por qué no estoy besándote ahora mismo. Ahora que mis labios todavía laten. El pecho temblando de pasión, el pecho hinchado por la agonía. Me abrazo al cuerpo que tengo delante y trato de conciliar el sueño, pero los vellos de su nuca me hacen cosquillas en la nariz.

b80c7ce9ab89e47ff309f862e99b3f0c--surrealism

Endroits à visiter, (fecha no encontrada). Rachel Baes (1912-1983); Museo de Bellas Artes de Amberes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s