CREAdores EnPocasPalabras

La canción que nunca suena

Se levantaron las copas para el brindis, sonreía, pero realmente estaba sumergida en el agua tibia de un manglar con su pelo enredándose como algas entre las raíces de los árboles tropicales. Las copas chocaron, pero el tintineo del cristal la llevó a un templo lejano, a las puertas de Bután. Las risas de la mesa se mezclaban con los tambores de una danza africana, los cuerpos sudorosos y extasiados se agitaban al ritmo de los timbales y el crepitar del fuego. Los cánticos se elevaban hacia donde ella estaba adornada con plumas de pavo real. Esas plumas se mecían en el agua como algas, diminutas algas que crecían en su pelo. Una mano quiso traerla de vuelta, pero ya era sombra, era sombra…

lake-george-formerly-reflection-seascape-by-georgia-o-keeffe

Lake George [formerly reflection seascape], 1922. Óleo sobre lienzo (41 x 56 cm). Georgia O’Keeffe (1887-1986). Museo de Arte Moderno de San Francisco, SFMOMA. Precisión y abstracción.

Anuncios

0 comments on “La canción que nunca suena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: