CREAdores EnPocasPalabras

Siguiente parada

El autobús dio una violenta sacudida. Lo siento mucho, señorita. Traté de sacar mi mejor sonrisa. Ella, más tímida, perdóneme a mí. Rubor en las mejillas. Tres paradas y seguíamos apretados en aquella tartana que chirriaba en cada frenada. ¿Quiere un poco de agua? Hace calor aquí dentro. Se lo agradezco. Bebió y hubo en aquel trago una complicidad cósmica como si esa sonrojada señorita hubiera subido al autobús para encontrarse conmigo, como si me hubiera estado esperando. Nos miramos a los ojos y establecimos la conexión. Parada tras parada iba quedando más espacio a nuestro alrededor pero nosotros no nos despegamos de la barra del techo. Nos daba no sé qué movernos. De repente, caí en la cuenta asustado de que podría bajarse en cualquier momento. ¿A dónde va? ¡Qué casualidad!, yo también. Alivio. Charlamos animosamente hasta el final de nuestro trayecto. Por favor, usted primero. Bajamos. Apretón de manos cordial y una nueva sonrisa. Nos separamos cada uno en una dirección como perfectos desconocidos que nunca habían compartido ni un trago de agua.

woman-in-a-purple-coat-1937.jpg!Large

Woman in a purple coat, 1937. Óleo sobre lienzo (81 x 65’2 cm). Henri Matisse (1869-1954). Museum of Fine Arts, Houston. El fauvista que pintó con tijeras.

Anuncios

0 comments on “Siguiente parada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: