El país de los calcetines viudos

El otro día llegué a un sitio la mar de extraño. Era un lugar blandito y multicolor. No había árboles, sólo montañas enroscadas. Debía ser el país de la tristeza porque allí todos lloraban. Resulta que habían perdido a su pareja y ninguno podía emparejarse otra vez. Una pena. Yo les miraba desconsolado ante tanta fatalidad. Quise ayudar quitando hierro al asunto y bromeé a un tipo de rombos que se lamentaba sin parar sobre los hombros de otro tipo de cuadros. No debió de gustarles mi gracia geométrica a juzgar por sus miradas pero, claro, qué voy a saber yo si sólo soy un botón que me había perdido dándome un baño de espuma.

arte-zuloaga-k3aE--620x349@abc

Celestina, 1906. Óleo sobre lienzo (151’5 x 180’5 cm). Ignacio Zuloaga (1870-1945). Museo Reina Sofía, Madrid. #Post-impresionismo.

3 comentarios en “El país de los calcetines viudos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s