#contemplandotecapture #Fotogr@fía

Oasis

Oasis (RAE): 1. Nombre masculino. Sitio con vegetación y a veces con manantiales, que se encuentra aislado en los desiertos arenosos de África y Asia. 2. Nombre masculino. Tregua, descanso, refugio en las penalidades o contratiempos de la vida.
"En ciertos oasis el desierto es sólo un espejismo"

(Mario Benedetti)

oasis 3 con firma

Oasis (según RAE):

  1. Nombre masculino. Sitio con vegetación y a veces con manantiales, que se encuentra aislado en los desiertos arenosos de África y Asia.
  2. Nombre masculino. Tregua, descanso, refugio en las penalidades o contratiempos de la vida.

Oasis (según @laultimadefilipinas):

  1. Nombre femenino. Ciudad 1. Mi ciudad natal, Elche, que a pesar de no estar ni en África ni en Asia, en ocasiones cualquiera puede perder la noción del espacio y el tiempo adentrándose en su extenso palmeral.
  2. Nombre femenino. Ciudad 2. Mi cuidad casi adoptiva, Murcia, aunque sea solo por las horas que paso allí. Con su intenso calor y no sólo del sol, sino de las personas sencillas, risueñas y acogedoras, sin ningún atisbo de prepotencia ni complejos.
  3. Nombre femenino. Mesa. Una mesa de la cafetería del trabajo que en torno a las 14:00 horas se llena de compañeros y amigos con ´tuppers´. Son ´tuppers´ de comida sana y rica…¡no vayáis a pensar mal! Ensaladas de historietas del fin de semana o de anécdotas del trabajo, aderezadas de fina ironía y cantidades industriales de sarcásticas bromas, ya que nosotros no somos ni de sal ni de azúcar…Estamos ya en una edad en la que hay que cuidarse un poco, así que seguimos la prescripción médica básica para durar mucho: risas y mucha agua.
  4. Nombre femenino. Playa. Cualquiera. Donde sea y como sea: con arena o sin ella, con rocas o sin ellas. Donde sea y cuando sea: primavera, verano, otoño e invierno. Donde sea y con quien sea: sola o acompañada. Pero siempre playa, con su agua salada que todo lo cura.
  5. Nombre masculino. Objetivo. Bien sea el de mi cámara réflex o del dispositivo que tenga a mano cuando veo “la foto”. Dedicar unos minutos a contemplarla en vivo y finalmente decidir cómo voy a capturar su esencia: la emoción que me inspira. No soy fotógrafa ni pretendo serlo, pero sí capturo momentos para el recuerdo y ese proceso me evade de todo.
  6. Nombre masculino. Baile. Ir a clases de baile en el gimnasio, donde una increíble profesora te enseña a sentir cualquier tipo de ritmo latino hasta que no puedes evitar vibrar y seguirlo. Desde un tango a una bachata, como receta para subir los niveles de adrenalina, reducir de paso los prejuicios musicales e incrementar el número de risas por minuto.
  7. Nombre femenino. Cita. Por lo general improvisada, metida con calzador y ganas en nuestras apretadas agendas de trabajo. A veces para vernos en cualquier cafetería o bar de tapas…otras para reducir el mono de filmoteca, cine o teatro. Cualquier plan que nos aleje de la prisa semanal, del ruido cotidiano y de la soporífera rutina.
  8. Nombre masculino. Mensaje. Esos mensajes de Whatsapp, especialmente los grabados (audio), que nos mandamos en cualquier momento del día, pero sobre todo ya por la noche o durante el fin de semana. Para reír, suspirar o maldecir, porque nos ha faltado tiempo para hablar durante el día, la semana o el mes, pero nos los mandamos a modo de “toc-toc”, porque sabemos que así nunca se romperá el hilo de la complicidad y la confianza.
  9. Nombre femenino. Llamada. Tus llamadas telefónicas. Casi siempre inesperadas. Perfectamente racionadas en el tiempo, pero siempre ahí para saber cómo estoy, para hacerme saber que te acuerdas de mí. Porque eres de pocas palabras y prefieres escucharme…a mí, que soy también más de escuchar que de hablar…pero qué le vamos a hacer. Es tu forma de ser y estar.
  10. Nombre femenino. Carretera. Porque a quien le gusta conducir, sabe que en la soledad de un trayecto existe un momento mágico. Nada más interfiere, el paisaje y tus pensamientos. Eso es todo. Es el momento del día para pensar por y para ti. Solamente tú. Sin testigos.

Éstos son algunos de “mis oasis”, los que me hacen, si no olvidar por completo, sí sentir con lejanía cualquier desierto emocional que se presente en mi vida.

¿Y…tú?

¿Cuáles son “tus oasis”? ¿Esos en los que te sumerges como si de una burbuja se tratase y donde no tienen cabida las preocupaciones ni demás “ruidos” de tu vida?

Anuncios

5 comentarios

  1. Mi oasis es la hoja en blanco y el cursor del ordenador parpadeando, a punto de darle vida a personas y lugares que existen a medias.

    ¡Preciosa entrada, foto increíble!
    Enhorabuena, compañera.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s